La estrategia de D'Alembert

Abre una cuenta gratis ahora

D’Alembert es una estrategia simple, pero muy popular en las mesas de ruleta. Es una elección perfecta para aquellos que, principalmente quieren divertirse jugando a la ruleta y no se centran tanto en obtener grandes beneficios. Se podría decir que es una versión de bajo riesgo de la estrategia Martingala, ya que tiene algunas similitudes con ella, pero también diferencias claras. En este artículo veremos más de cerca cuáles son estas diferencias, de dónde proviene D’Alembert, cómo se utiliza la estrategia y cuáles son los pros y los contras de usarla.

La historia de D'Alembert

La estrategia D’Alembert fue creada por un matemático y médico francés llamado Jean Le Rond D’Alembert. Basó la estrategia en la Martingala y la desarrolló con la intención de neutralizar los inconvenientes que tiene esa estrategia.

Jean Le Rond vivió en el siglo XVIII y tenía la teoría de que un resultado con una probabilidad del 50% de ocurrir al final siempre se equilibraría. Propuso que, la probabilidad de que ocurriera el resultado A aumentaría, si el resultado B hubiera ocurrido muchas veces seguidas. Un ejemplo de esto sería que, si un número rojo ha salido muchas veces seguidas en la mesa de la ruleta, la probabilidad de que salga un número negro aumentaría, de modo que se equilibrarían al final, resultando en que tanto el negro como el rojo saldrían igualmente muchas veces.
Hoy en día sabemos que esto es incorrecto ya que la posibilidad de que un determinado resultado ocurra en la ruleta es siempre la misma, sin importar si el rojo ha ocurrido 20 veces seguidas.

D'Alembert

Cómo funciona D'Alembert

La estrategia D’Alembert es fácil de aplicar en las mesas de la ruleta online y en el live casino y puede utilizarse en apuesta que devuelven el doble, como el rojo/negro o el número par/impar.

Cuando se usa D’Alembert, primero tienes que decidir la apuesta base con la que quieres jugar. Cada vez que pierdes tendrás que aumentar esta apuesta en una unidad, mientras que cada vez que ganas, la reducirás en una unidad. La excepción a la regla es si ganas en una apuesta realizada con tu apuesta base, ya que no podrías disminuirla. Una unidad es igual a tu apuesta base, lo que significa que siempre aumentarás y disminuirás tu apuesta base.

Si, por ejemplo, eliges una apuesta base de 1 €, apuestas al rojo y pierdes, a continuación, tendrías que aumentar la apuesta en una unidad, en este caso sería otro 1 €, siendo tu segunda apuesta de 2 €. Si pierdes de nuevo, tendrías que aumentarla otra vez 1 €, apostando un total de 3 €. Ahora bien, si ganas esta apuesta de 3 €, entonces disminuirás la apuesta en una unidad (1 €) y tu apuesta sería de un total de 2 €.

how D'Alembert works

La gran ventaja de D’Alembert es que cuando se llega a un punto en el que hay tantas rondas ganadas como perdidas, se habrá obtenido un beneficio neto igual a la apuesta base multiplicada por el número de rondas ganadoras. Véase el ejemplo siguiente:

Ronda Apuesta Ganada Perdida Cambio de apuesta Resultado neto
1 € 1,- X Aumentar € 1,-
2 € 2,- X Aumentar € 3,-
3 € 3,- X Disminuir € 0,-
4 € 2,- X Aumentar
  • € 2,-
5 € 3,- X Disminuir               € 1,-
6 € 2,- X Disminuir               € 3,-
7 € 1,- X Aumentar              € 2,-
8 € 2,- X Disminuir              € 4,-

Como puedes ver en la tabla de arriba, una apuesta base de 1 € ha resultado, después de cuatro rondas perdidas y cuatro ganadas, en una ganancia neta de 4 euros, que es igual a las cuatro rondas ganadas multiplicadas por la apuesta base.

Pros y contras

D’Alembert es una estrategia muy simple de aplicar en las mesas, que puede hacer el juego de la ruleta mucho más interesante y entretenido. Como con cualquier estrategia de ruleta, desafortunadamente no hay ganancias garantizadas, pero si comparamos la estrategia con la Martingala, en la que está basada, el riesgo usando D’Alembert es mucho menor. Como la apuesta sólo se incrementa en una unidad cada vez que se pierde, esta raramente alcanza cantidades elevadas y por lo tanto es fácil mantener las pérdidas bajo control. Puedes ver en el siguiente ejemplo como la apuesta aumenta perdiendo ocho veces usando la Martingala en comparación con el uso de D’Alembert:

 

Ronda Martingale D’Alembert
1 € 1,- € 1,-
2 € 2,- € 2,-
3 € 4,- € 3,-
4 € 8,-                    € 4,-
5 € 16,- € 5,-
6 € 32,- € 6,-
7 € 64,- € 7,-
8 € 128,- € 8,-  

Como puedes ver, tendrías que apostar 128 euros con la Martingala, mientras que la apuesta con D’Alembert es sólo de 8 euros. Aunque es una ventaja que las apuestas nunca aumenten rápidamente con D’Alembert, también podría considerarse como una desventaja ya que no es tan fácil obtener beneficios. Sin embargo, es bastante fácil recuperar algunas de las pérdidas con D’Alembert, lo que permite disfrutar del juego de la ruleta durante más tiempo.

Conclusión

D’Alembert es una estrategia basada en la Martingala, pero que, al contrario que ésta, ofrece un riesgo muy bajo. Como las apuestas siempre se incrementan solo en una unidad, nunca hay riesgo de que aumenten muy rápido, lo que significa que siempre tienes el control. Aunque esto es algo positivo, la desventaja es que las ganancias nunca llegan a ser altas. Por lo tanto, esta estrategia es la más adecuada para aquellos que buscan entretenimiento, quieren disfrutar de largas sesiones de ruleta y les gusta seguir un patrón de apuestas estructurado.