Estrategia Hollandish

Juega a la ruleta en Mr Green!

La Hollandish es una de las estrategias de ruleta más sencillas que existen y tiene algunas similitudes con la estrategia Martingala, ya que la apuesta se aumenta cuando se pierde. A pesar de ser similar a la Martingala, la Hollandish tiene una clara diferencia, que la convierte en una estrategia mucho menos arriesgada. Aunque esto podría considerarse algo bueno, tiene un inconveniente. En este artículo descubrirás cuál es este inconveniente, cómo se usa en las mesas de ruleta y si vale la pena emplear la estrategia Hollandish.

Cómo funciona la Hollandish

La estrategia Hollandish se usa en secuencias en las que, siempre apostarás en bloques de tres y aumentarás la apuesta en dos unidades después de cada bloque, hasta que obtienes un beneficio neto. Cada vez que alcanzas un beneficio neto, se considera que la secuencia se ha ganado y comenzarás una nueva secuencia. La estrategia está diseñada para usarse en apuestas con un 50% de probabilidades, como el número impar / par y el color rojo/negro.

Lo primero que deberás hacer al aplicar la estrategia en el casino en vivo o online, es decidir, de tu saldo inicial, con que apuesta te gustaría empezar el juego. Luego apostarás esta cantidad durante tres rondas sin importar si pierdes o ganas. Si consigues un beneficio neto como resultado total de estas tres apuestas, es decir, si tu saldo inicial aumenta, estas tres rondas se consideran ganadas y la secuencia finaliza. Ahora tendrás un nuevo saldo inicial y deberás comenzar de nuevo decidiendo qué cantidad apostarás, que deberás utilizar en las tres siguientes rondas. Vamos a ilustrar esto con un ejemplo, supongamos que tu saldo inicial es de 20 €, y decides empezar con una apuesta de 1 €:

Apuestas 1 € y pierdes, por lo tanto, ahora tu saldo total es de 19 €.
Apuestas 1 € y ganas, por lo tanto, ahora tu saldo total es de 20 €.
Apuestas 1 € y ganas, por lo tanto, ahora tu saldo es de 21 €.

The Hollandish strategy

Como has logrado un beneficio neto de 1 € (saldo inicial de 20 € -> 21 €), esta secuencia se considera ganada. Ahora tienes un nuevo saldo inicial de € 21 y debes comenzar con una nueva secuencia. Para simplificar, asumimos que decides comenzar otra vez con 1 €.

Apuestas 1 € y pierdes, por lo tanto, ahora tu saldo total es de 19 €.
Apuestas 1 € y pierdes, por lo tanto, ahora tu saldo total es de 18 €.
Apuestas 1 € y pierdes, por lo tanto, ahora tu saldo total es de 17 €.

Esta vez las cosas no han ido tan bien, has tenido una pérdida neta de 3 € (saldo inicial de 21 € -> 18 €). Para poder recuperarse y llegar a alcanzar una ganancia neta, la apuesta ahora debe incrementarse en dos unidades. Una unidad es igual a tu apuesta inicial, lo que significa que tendrías que aumentar tu apuesta en 2 €, ya que tu apuesta inicial era de 1 €. Por lo tanto, ahora deberás apostar 3 € tres veces, ya que las apuestas siempre deben realizarse en bloques de tres.

Apuestas 3 € y ganas, por lo tanto, ahora tu saldo total es de 21 €.
Apuestas 3 € y pierdes, por lo tanto, ahora tu saldo total es de 18 €.
Apuestas 3 € y pierdes, por lo tanto, ahora tu saldo total es de 15 €.

Una vez más, la suerte ha estado de tu lado y has tenido una pérdida neta total de 6 € (saldo inicial de € 21 -> € 15). Por lo tanto, deberás aumentar la apuesta otra vez, en dos unidades. Esto significa que aportarás 5 € en cada una de las tres rondas siguientes.

Apuestas 5 € y ganas, por lo tanto, ahora tu saldo total es de 20 €.
Apuestas 5 € y ganas, por lo tanto, ahora tu saldo total es de 25 €.
Apuestas 5 € y ganas, por lo tanto, ahora tu saldo total es de 30 €.

Hollandish roulette strategy

La suerte ha cambiado y has conseguido recuperar todo lo que has perdido anteriormente y has alcanzado un beneficio neto de 9 € (saldo inicial de € 21 -> € 30). Tan pronto como hayas obtenido un beneficio neto, la secuencia se considera ganada. Ahora tienes un nuevo saldo inicial de 30 € y, una vez más, tienes que elegir una apuesta y comenzar de nuevo.

Pros y contras

Al igual que con las otras estrategias de ruleta y ruleta en vivo que están diseñadas para aumentar la apuesta cuando se pierde, el beneficio de la estrategia Hollandish es que se pueden recuperar las pérdidas rápidamente y alcanzar una ganancia neta. Como siempre estás apostando en bloques de tres y la apuesta solo aumenta en dos unidades de un bloque a otro, se necesitan muchas rondas perdiendo antes de que la apuesta alcance cantidades grandes. Por lo tanto, la mayoría de las sesiones de ruleta terminarán con ganancias al usar la Hollandish.

En comparación con la Martingala, estrategia similar donde las apuestas pueden llegar a ser elevadas muy rápidamente, la Hollandish es una alternativa mucho menos arriesgada. Sin embargo, este menor riesgo también significa que no es tan fácil recuperar las perdidas con la Hollandish como lo es con la Martingala.

El gran inconveniente de la Hollandish es que, si tienes mala suerte y pierdes muchas rondas, lo que sucederá en algún momento, terminarás apostando grandes cantidades solo para poder llegar a alcanzar un pequeño beneficio neto. Cuando el presupuesto es limitado, que suele serlo para la mayoría de nosotros, las altas apuestas acabarán consumiéndolo.

The Hollandish pros and cons

Conclusión

La Hollandish es una estrategia centrada en aumentar la participación cuando se está perdiendo al igual que la Martingala y otras estrategias de ruleta. Por lo tanto, presenta la misma debilidad que esas otras, esto es, que las cantidades que deben apostarse se vuelvan más altas de lo que permita el presupuesto. Sin embargo, la Hollandish es una estrategia de menor riesgo, ya que siempre se hace la misma apuesta durante tres rondas, antes de aumentar y solo se aumentan dos unidades cada vez.

Como una sesión puede terminar con una ganancia neta, a pesar de que se hayan producido más derrotas que rondas ganadoras, la Hollandish es una buena alternativa para aquellos a quienes les gusta ganar muchas sesiones y están preparados para que perder algunas sesiones signifique perder todavía más para compensar esas pérdidas.